Agrosolmen Sl

Agricultura en España

Agricultura en España

La mitad de la superficie de España está destinada a actividades agrícolas que constituyen un sector estratégico de gran importancia económica, social y medioambiental. A ello hay que sumarle la calidad de los productos agrarios, las políticas de protección del medio ambiente y las técnicas agrícolas avanzadas que se utilizan.

Es decir, en España el sector primario, formado por la agricultura, ganadería y pesca, es uno de los motores económicos más importantes. Incluso, el país ibérico es conocido como “la huerta de Europa”, gracias al elevado número de exportaciones de verduras y frutas que realiza cada año.

Gobierno y empresas privadas están apostando e invirtiendo en la agricultura en España de forma sostenible: elevando la calidad de los suelos y productos y optimizando la exportación de la mercancía para consolidar al país como productor mundial. En el siguiente post conoceremos todo sobre la agricultura y las empresas que se desarrollan en uno de los suelos más fértiles del planeta.

Empresas de agricultura en España

Las empresas de agricultura en España conocen la posición que ocupan en el mundo del sector agrario, puesto que España es el segundo país de la Unión Europea con mayor superficie cultivada. Es por ello que pequeños agricultores y medianas y grandes empresas han apostado por los avances tecnológicos en materia agrícola para aumentar su rendimiento y eficiencia.

Actualmente, se emplean herramientas digitales de agricultura (equipos especializados y más sofisticados) para que los agricultores realicen sus labores de forma más eficiente, utilizando cada vez menos recursos que dañan al medio ambiente. A esto se le conoce como agricultura ecológica.

Veamos a continuación algunos ejemplos de la tecnología que el sector agrícola está aplicando en este momento:

Control digital del cuaderno de campo

Las empresas de agricultura en España están gestionando de forma ordenada y digital el cuaderno de campo, el cual suministra información a tiempo real de las condiciones meteorológicas.

Es una aplicación que tiene un sistema de alertas que permite a los agricultores saber la presencia de plagas o alguna enfermedad en las plantaciones cercanas, para así poder tomar medidas preventivas.

Esta app está en desarrollo y es gratuita, pero con el tiempo irán agregando más funcionalidades y requerirá de un pago mínimo. No obstante, es muy útil y cada vez está siendo más utilizada en las producciones agrícolas para favorecer la industria alimentaria.

Monitorizar cultivos por satélite

A través de las imágenes satelitales, los agricultores pueden ver en tiempo real la evolución de sus cultivos. Lo cual permite tomar decisiones adecuadas en el caso de sufrir alguna anomalía.

En este caso, el agricultor antes de trasladarse al campo puede tener de antemano toda la información que necesita: dónde hay que aplicar más agua o fertilizante, dónde existen irregularidades, entre otros. También, aporta recomendaciones en el caso de anticipar o retrasar la cosecha. Su gran utilidad es que baja los costes y aumenta la productividad.

Plataforma de riego inteligente

Las empresas agrícolas también están utilizando una plataforma de riego inteligente que utiliza tecnología de bajo coste que a través de sensores, calibran la humedad del suelo y permiten el riego automático, en el momento exacto que el cultivo lo necesite.

Esta aplicación móvil también mantiene informados a los agricultores sobre las condiciones meteorológicas que amenazan los cultivos, para que puedan tomar las medidas necesarias.

Tipos de agricultura en España

La agricultura es el arte de cultivar la tierra. Desde sus orígenes hasta ahora, ha evolucionado y se ha transformado en una agricultura más abundante, controlada y de calidad. En cada territorio de España podemos localizar diferentes tipos de agricultura, dependiendo siempre de la necesidad de agua, el objetivo de la explotación o el rendimiento.

Veamos los diferentes tipos de agricultura que se desarrollan en nuestro país.

Cultivo secano y de regadío, por su dependencia del agua

El cultivo en España puede ser de dos tipos según su dependencia del agua: secano y de regadío. El primero solo necesita el agua de la lluvia para hidratarse, son técnicas de siembra específicas que traen consigo muchas ventajas como el uso eficiente y eficaz de la humedad del suelo.

El cultivo de secano permite el ahorro de agua, ya que no se necesitan mangueras de riego, puesto que es un cultivo amigable con el medio ambiente. Es importante comentar que este tipo de siembra solo se realiza en zonas donde la precipitación anual no sobrepase los 500 mm.

Por otro lado, el cultivo de regadío requiere el aporte de agua por parte del agricultor. Su principal ventaja es que ofrece un riego equilibrado. Sin embargo, este tipo de agricultura demanda de mucha más inversión, tanto en la construcción de infraestructura como su mantenimiento.

Entre los cultivos de regadío más comunes están los árboles frutales, el algodón, el arroz, la remolacha y diversas hortalizas. Por su parte, los métodos de riego más utilizados son por aspersión, por goteo o riego localizado, por arroyamiento o surcos, por inundación o sumersión, por drenaje, entre otros.

Agricultura e explotación intensiva y extensiva

Dependiendo de su forma de explotación, la agricultura también se puede dividir en dos tipos: intensiva y extensiva.

La agricultura intensiva trata de obtener en un corto periodo de tiempo un mayor rendimiento de cultivo. Esta técnica permite cultivar productos fuera de su ciclo de temporada, además se obtiene una producción más constante. Sin embargo, implica mayores gastos económicos en insumos, fertilizantes y mano de obra.

Mientras que la agricultura de explotación extensiva se realiza en terrenos con muchas hectáreas como los cultivos de viña, cereales, frutales, entre otros. Esta técnica ayuda a la preservación del suelo, favorece el menor consumo de agua y la utilización poca mano de obra. Su desventaja es que tiene un menor rendimiento.

Diferencias entre la agricultura de secano y de regadío

Los cultivos de secano y de regadío existen en la mayoría de las zonas agrícolas de España. Tienen grandes diferencias entre sí y el uso de cada tipo de agricultura dependerá de las condiciones climáticas y del terreno de la región.

Una de las principales diferencias es que la agricultura de secano es la más usada en nuestro país gracias a las ventajas mencionadas anteriormente. Depende únicamente de la lluvia, ya que las plantas solas aprovechan la humedad del suelo para poder desarrollarse.

Además, es respetuosa con el ambiente y permite un control hídrico de la zona. Su aplicación no requiere de grandes gastos económicos y es de fácil manejo para los agricultores.

Por su lado, los cultivos de regadío si requieren de una elevada inversión para la instalación de los sistemas adecuados, también de conocimientos técnicos y mantenimiento de los niveles de agua de la zona.

Los cultivos de secano y de regadío tienen como principal diferencia dos factores: el uso del agua y las características del suelo. Pero ambos tienen como meta una mayor productividad y cosechar los mejores productos de la región.

Agricultura en Espana
Agricultura en Espana

Agricultura de calidad en España

España, sin duda alguna, es un país idóneo para desarrollar agricultura de máxima calidad, con la mayor variedad de vegetales y frutos. Históricamente ha sido un país agrario que se ha dedicado a cultivar la tierra exitosamente.

A ello ha contribuido el hecho de que el territorio español posee las condiciones necesarias para casi cualquier tipo de cultivo: cuenta con terrenos ricos en nutrientes; numerosos ríos; un ambiente cálido; con clima mediterráneo, árido, semiárido, oceánico o subtropical.


Por ello, en AGROSOLMEN, S.L conocemos la importancia de la agricultura en España y trabajamos para ofrecer los mejores servicios a los agricultores españoles. Disponemos de todo tipo de materiales para la siembra, plantación y riego: tuberías, goteros, filtros, mallas metálicas, entre otros accesorios indispensables para cuidar tus cultivos.


¡No te lo pienses más, contacta con nosotros y consigue todo lo necesario para conseguir una gran cosecha!

Más noticias

Riegos

Eficiencia del riego en invernaderos: Mejores prácticas

El riego en invernaderos es una de las actividades más críticas para asegurar una producción óptima y sostenible. Implementar prácticas eficientes no solo maximiza el uso del agua, sino que también mejora la salud de las plantas y reduce los costos operativos. La eficiencia del riego en invernaderos es crucial para maximizar la producción y garantizar la sostenibilidad. A continuación, desde Agrosolmen exploramos las mejores prácticas para lograr una alta eficiencia en el riego de invernaderos. El riego eficiente es fundamental para: 1. Evaluación y Monitoreo Constante Análisis del suelo Realizar análisis regulares del suelo para conocer su composición y capacidad de retención de agua. Esto permite ajustar los programas de riego según las necesidades específicas de las plantas. En Agrosolmen revisamos y analizamos las características del suelo para una optimización máxima de recursos en la instalación del riego. Uso de sensores Incorporar sensores de humedad del suelo y del ambiente es crucial en un sistema de riego para invernadero. Estos dispositivos proporcionan datos precisos en tiempo real, ayudando a tomar decisiones informadas sobre cuándo y cuánto regar. Además, mediante la plataforma GenHidro podrá realizarse desde el propio móvil en todas tus parcelas de cultivo. 2. Sistemas de Riego Eficientes Riego por goteo El riego por goteo es uno de los sistemas más eficientes. Entrega el agua directamente a las raíces, minimizando la evaporación y el desperdicio. Además, permite una aplicación más precisa de nutrientes. Microaspersores Los microaspersores son ideales para cultivos con necesidades específicas de humedad. Permiten una distribución uniforme del agua y son ajustables para adaptarse a diferentes tipos de plantas y etapas de crecimiento. 3. Automatización del Riego Controladores de riego inteligentes Estos dispositivos automatizan el riego basándose en datos de sensores y predicciones meteorológicas. Ajustan el riego según la temperatura, humedad y previsión de lluvias, optimizando el uso del agua. Como hemos visto en el punto uno, mediante la plataforma GenHidro podría realizarse sin problemas. Sistemas de gestión integrados Implementar un sistema de gestión que integre el control del riego con otros factores como la ventilación, la calefacción y la iluminación, para mantener un ambiente de crecimiento óptimo. 4. Captación y Reciclaje de Agua Recogida de agua de lluvia Instalar sistemas para recolectar y almacenar agua de lluvia. Este recurso puede ser utilizado para el riego, reduciendo la dependencia de fuentes de agua externas. Reciclaje de agua de riego Implementar sistemas de reciclaje que recojan y traten el agua de drenaje para reutilizarla. Esto no solo ahorra agua, sino que también reduce el impacto ambiental. 5. Capacitación y Conciencia Formación del personal Capacitar al personal en técnicas de riego eficientes y en el uso de tecnología de monitoreo es imprescindible, ya que un equipo bien informado puede identificar y corregir rápidamente cualquier problema relacionado con el riego. Promoción de la conciencia ambiental Fomentar una cultura de conciencia ambiental entre los trabajadores y colaboradores. Entender la importancia de conservar el agua y aplicar prácticas sostenibles es clave para el éxito a largo plazo. Conclusión La eficiencia del riego en invernaderos no solo se traduce en un ahorro significativo de agua, sino también en una mejora en la productividad y la calidad de los cultivos. Es esencial para garantizar una producción sostenible y rentable. Adoptar estas mejores prácticas garantiza una producción sostenible y rentable, beneficiando tanto al agricultor como al medio ambiente. Implementar tecnología avanzada, junto con una formación adecuada y una gestión integrada, es el camino hacia una agricultura más eficiente y responsable. Esto no solo beneficia a los productores, sino que también contribuye a la protección del medio ambiente, uno de los pilares fundamentales de Agrosolmen. Si tienes alguna duda, sobre cualquier tipo de sistema de riego, puedes contactar con nosotros.

Otros

El futuro del riego en la agricultura cada vez más cerca

La agricultura ha sido una actividad primordial en la sociedad humana desde tiempos inmemoriales. A medida que el mundo enfrenta desafíos crecientes como el cambio climático, la escasez de agua y la necesidad de alimentar a una población en constante crecimiento, la innovación en técnicas de riego se ha vuelto crucial. En este contexto, el futuro del riego en la agricultura está avanzando rápidamente, impulsado por nuevas tecnologías que prometen hacer el uso del agua más eficiente y sostenible que nunca. Desde Agrosolmen, como expertos en tecnología para el agua, te presentamos algunas de las principales novedades del riego en la agricultura que ya se encuentra en un gran número de parcelas de cultivos. Tecnología de precisión: el auge del riego inteligente El riego inteligente es una de las revoluciones más significativas en la gestión del agua agrícola. Esta tecnología utiliza sensores, datos meteorológicos y análisis en tiempo real para optimizar la cantidad de agua que cada planta recibe. Los sistemas de riego inteligente pueden ajustar automáticamente el suministro de agua basándose en las necesidades específicas del cultivo, las condiciones del suelo y el clima. Estos sistemas no solo ayudan a conservar el agua, sino que también mejoran la salud de las plantas y aumentan los rendimientos. Por ejemplo, los sensores de humedad del suelo pueden detectar cuando una planta necesita agua y activar el sistema de riego en el momento adecuado, evitando tanto el exceso como la escasez de riego. Drones y satélites: vigilancia aérea para una agricultura sostenible Los drones y satélites están transformando la forma en que los agricultores supervisan y gestionan sus cultivos. Equipados con cámaras y sensores avanzados, estos dispositivos pueden recopilar datos detallados sobre el estado de los campos, detectar problemas de riego y mapear áreas que requieren atención especial. Los drones pueden sobrevolar los campos y tomar imágenes de alta resolución que, al ser analizadas, proporcionan información precisa sobre la salud de las plantas y las necesidades de riego. Por otro lado, los satélites ofrecen una visión más amplia y continua de las grandes extensiones agrícolas, permitiendo una gestión más eficiente y estratégica del agua. El papel del Big Data y la Inteligencia Artificial El Big Data y la inteligencia artificial (IA) están desempeñando un papel crucial en la transformación del riego agrícola. Al analizar grandes volúmenes de datos provenientes de sensores, imágenes satelitales y modelos climáticos, la IA puede predecir las necesidades de riego con una precisión sin precedentes. Estas tecnologías permiten a los agricultores tomar decisiones informadas basadas en datos concretos, optimizando el uso del agua y mejorando los rendimientos de los cultivos. Además, las plataformas de gestión agrícola basadas en IA pueden automatizar muchas tareas, liberando a los agricultores para que se concentren en otras áreas de la producción. Riego por goteo y microaspersión: la eficiencia en el uso del agua El riego por goteo y la microaspersión son técnicas que han demostrado ser extremadamente eficaces en la conservación del agua. El riego por goteo suministra agua directamente a la base de las plantas a través de una red de tuberías y emisores, reduciendo la evaporación y asegurando que el agua llegue exactamente donde se necesita. La microaspersión, similar al riego por goteo, dispersa el agua en pequeñas gotas, cubriendo áreas específicas con gran precisión. Ambas técnicas permiten un control preciso sobre la cantidad de agua utilizada, lo que es especialmente importante en regiones donde el agua es un recurso escaso. Además, estas técnicas pueden ser integradas con sistemas de riego inteligente para maximizar su eficiencia como la plataforma Gen Hidro que ofrecemos desde Agrosolmen a nuestros clientes para un control automatizado de sus parcelas. Hacia una agricultura más sostenible y eficiente El futuro del riego en la agricultura está lleno de promesas y posibilidades. Con la adopción de tecnologías avanzadas como el riego inteligente, los drones, el Big Data y la IA, la gestión del agua en la agricultura está experimentando una transformación sin precedentes. Estas innovaciones no solo ayudan a conservar uno de los recursos más vitales del planeta, sino que también mejoran la productividad agrícola y la sostenibilidad a largo plazo. A medida que avanzamos hacia un futuro donde la eficiencia y la sostenibilidad son claves, el riego agrícola está listo para desempeñar un papel fundamental en la alimentación del mundo y la preservación de nuestros recursos naturales. El futuro del riego en la agricultura no solo está cerca, sino que ya está aquí, revolucionando la forma en que cultivamos nuestros alimentos y cuidamos de nuestro planeta. Y como uno de nuestros pilares esenciales, en Agrosolmen apostamos por todos y cada uno de estos valores: sostenibilidad, eficiencia y última tecnología.